Gregorio versus Grey: el espectáculo está servido

viernes, 8 de marzo de 2013



Los que seguís mis publicaciones en el blog sabéis que no es costumbre de su administradora dedicar entradas completas a hablar de sus lecturas (y así seguirá siendo), ya que este es un rincón personal y no un blog de reseñas literarias. Pero no me he podido resistir a hablaros de un libro que cayó en mis manos, el cual descubrí por pura casualidad, y que ha dejado una honda huella en mi corazoncito. Se trata de "Cincuenta sombras de Gregorio", una obra de la escritora italiana Rossella Calabrò.
Y vosotros diréis... "uy, esto me suena a la archi famosa trilogía erótica de E.L. James"...
Cierto. Guarda una íntima relación con la misma. Pero está muy lejos de ser una novela erótica más que se suma a la moda de protas traumatizados que se desahogan usando el látigo o chicas que tienen los labios como dos morcillas de tanto mordérselos. Esta es... ¿cómo denominarla? una oda a los machos alfa de toda la vida.
He aquí la ficha del libro (solamente la portada ya me hizo soltar la primera carcajada):


CINCUENTA SOMBRAS DE GREGORIO
Autor: Rossella Calabrò
Editorial: Planeta
Formato: Rústica con solapas
Páginas:128
ISBN: 978-84-08-05095-7

Sinopsis:

Grey es apuesto, rico, misterioso y tiene un lado oscuro excitante. Toca el piano, regala coches y nos ofrece experiencias inolvidables. Entre las sábanas es el rey, es capaz de despertar nuestros deseos más íntimos.

Gregorio se pasea por casa enfundado en una camiseta vieja. Es un negado para detectar nuestras preocupaciones o satisfacer nuestros deseos más íntimos. Gregorio es el hombre corriente, plagado de defectos, con quien nos encontramos cara a cara cuando dejamos de soñar despiertas con Grey. De todos modos, admitámoslo: quizás sea menos encantador, pero es mucho más divertido, por lo menos por 50 razones, todas ellas presentes en este libro.

Mis impresiones respecto a esta obra han sido muy buenas, pero antes de todo (la educación es lo primero), os presentaré a la culpable de que estuviera los últimos días llorando de la risa repantingada en el sofá: Rossella Calabrò, la creadora del "espécimen Gregorio", conocido científicamente también con el nombre de "hombre común". 




Sobre la autora:

De nacionalidad italiana, Rossella Calabró es escritora y agente literaria, ha publicado tanto guiones como canciones para niños, siendo su parodia de la novela erótica 50 sombras de Grey, 50 sombras de Gregorio, su obra más conocida a nivel internacional.










Primeramente he de aclarar que Cincuenta sombras de Gregorio no es una novela. Se trata de un libro cortito dividido en 50 capítulos, donde la autora, de una forma amena (y la mar de cómica), nos expone las principales diferencias entre un hombre corriente y el engendro sacado del País de las Maravillas que es Grey (que se ande con cuidado la Anastasia que cualquier día la Alicia se lo birla). 
No puedo hablar demasiado del contenido sin desvelar parte del libro. Lo único que puedo decir es que, para las mujeres que conviven o han convivido con un hombre, muchas de las cosas que Rossella relata les van a sonar muchísimo, y algunas les harán desternillarse de risa. 
Rompiendo una lanza a favor de nuestros hombres, también hay que recalcar que ella usa varios de los tópicos que nosotras utilizamos en nuestros chistes fáciles, pero siempre desde el punto de vista humorístico, y nunca de manera despectiva hacia los miembros del sexo masculino. Os pongo ejemplos de algunas de las perlas de esta joya:

"¿Y quién le hace entender a Gregorio que una hora dentro del casco de la moto no da los mismos resultados que una hora bajo el casco de una peluquería?"

Sombra nº 6: El hombre misterioso
"Mr. Grey es un hombre indudablemente misterioso. Pero también
Gregorio es un hombre indudablemente misterioso. No ha revelado jamás el motivo
por el que es incapaz de encender la lavadora".

Sombra nº 9: Las sábanas
 "Grey es el mago de las marranadas bajo las sábanas. Gregorio también.
El problema es cuando las agita para dispersar el gas". 

En fin, si queréis pasar un rato estupendo y echaros unas cuantas risas, éste es vuestro libro. Yo, por mi parte, me quedo con el "espécimen Gregorio", y dejo a Mr. Grey para las demás. Porque, como la misma Rossella cuenta, por muchos y grandes defectos que posean nuestros señores maridos, hay algo que un Gregorio hace que ningún Christian Grey conseguirá jamás con toda su pomposidad, riqueza, belleza y coches de lujo: hacernos reír.

 

13 comentarios:

Isabel Keats dijo...

Desde luego tiene una pinta estupenda, me lo apunto!! Yo además soy antifan de Grey porque no me parece un tipo nada atractivo, así que seguro que me gusta!

Juanjo dijo...

La definición de macho alfa me ha parecido ridícula desde el primer momento que la escuché. Sobre todo, porque estoy convencido que cada forma de ser tendrá su "idea" de "pareja supuestamente perfecta" Lo que aporta Gregorio en este libro, es un reflejo de lo que se tiene la idea que es un día a día de un hombre normal. Y esa idea es algo parecido al término desastre, dicho cariñosamente.

Y es que Grey, por lo que he oído, representa ese punto de tenebrosidad que asegura la ruptura de la rutina, seguro que porque su paso siguiente suele ser impredecible. Y Gregorio, parece ser todo lo contrario, sabes lo que va a hacer desde que se levanta hasta que se acuesta. Pero estamos tan pendientes de nuestros problemas, que no reparamos en lo común que resulta este personaje. Y la autora, en mi opinión, sabe sacar partido al encanto que esta situación puede despertar en algunas personas.

La vida no es una novela, ¿no está de acuerdo, Miranda? Y no está mal, que por una vez, la novela sea lo que se convierta en "la vida". Y al menos, en mi opinión, "cincuenta sombras de Gregorio", lo consigue.

Un saludo, milady, tenga usted un buen fin de semana.

Miranda Kellaway dijo...

Isabel,
Te vas a reír de lo lindo si te atreves con él. Es cierto que hay muchos tópicos, pero las carcajadas están aseguradas. Ya nos contarás!
Besos.

Juanjo,
A mí personalmente me desagrada Christian Grey. Es todo lo que no me gusta en un hombre: misógino, controlador, maniático y autoritario (y que conste que no lo he leído, pero sí he echado un vistazo a reseñas tanto positivas como negativas, teniendo la oportunidad de leer partes del libro en las mismas). Pero todo se lo perdonan porque es un bombón, es inmensamente rico y regala coches. ¿Será verdad eso de que ls mujeres sí somos materialistas? me ha dado que pensar.
Yo tengo un Gregorio en casa y bien contenta que estoy.
Un saludo y gracias por venir.

Juanjo dijo...

Se debe a lo hablaba de las preferencias personales, milady. Habrá mujeres que sean materialistas y otras no. Otras a las que se la conquisten con Ferraris y otras a las que se conquisten con un verso. Y, en cuanto a los hombres, podemos decir lo mismo. Usted mismas pertenece a las damas que no pasarían dos segundos con Grey. Y hay otras que consumirían su vida a su lado.

Ninguna opción me parece mejor que la otra. Mientras las personas sean felices con sus decisiones.

Gracias a usted por la reseña y por este intercambio de impresiones que, a fin de cuentas, fortalece nuestras ideas sobre la variedad humana.

Un saludo cordial.

Dorothy McCougney dijo...

¡Gracias por la reseña! Este libro luce interesante. :D
Los Gregorios deberían ser más respetados, ya que son los reales, los que están ahí respetándonos y mimándonos todos los días.
Saludos.

Elizabeth Urian dijo...

La sombra nº9 que te has permitido transcribir nos ha hecho partirnos de risa. La novela en la que está basada ha sido una completa decepción (al menos el primero. Pocas ganas han quedado de leer los siguientes), por lo que nos atrae sobremanera pasar un rato agradable leyendo el presente libro. Nos lo agenciaremos.
Gracias por el aporte Miranda.
Un abrazo.

ARIADNA MCCALLEN dijo...

Jajajaja, me ha encantado la reseña, cielo!
Espero que esta historia sea mejor que la del Sr. Grey, porque desde luego la dichosa novela no me gustó. Pero si es para reirte y pasar un rato divertido, voy a por ella!!!

Un beso, guapa.

Aglaia Callia dijo...

Excelente reseña, lo tengo en pendientes. Por lo que he leído de él, estoy segura de que me voy a divertir con su lectura.

Besos.

Miranda Kellaway dijo...

Gracias, chicas. La verdad es que está súper genial. Animaos a leerlo!
besos.

Luciana dijo...

Me lo han obsequiado y por ahora solo le dí una miradita y me pareció prometedor para reír un buen rato.
Besos.

Lilian dijo...

Hola Miranda:
Te felicito por la entrada. Es totalmente cierta. Los hombres como Grey no existen en el mundo real (y después de lo que he oído hablar de este sujeto, le haría la cruz si me lo encontrara).
Los hombres de carne y hueso son los que están con nosotras. Los que conviven con nosotras. Los que nos consuelan. Los que nos hacen reír. Tienen muchos defectos, pero nos quieren.
Un fuerte abrazo, Miranda.

Cari Jiménez dijo...

Bueno, bueno, el mundo está lleno de libros y de Gregorios, ah, sí y de sombras, je je... Bss

Francisco M. dijo...

Hola Miranda, es muy recomendable esta muy bien este libro

Saludos desde felicidadenlavida;
Un saludo;
Francisco M.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS