Violaciones en romances literarios

jueves, 5 de septiembre de 2013



Hola a tod@s,


Hoy vengo con un tema a debatir un poquitín espinoso. Como ya podéis deducir en el título de esta entrada, de lo que hablaremos esta vez será de las violaciones en los romances literarios.
Hace algunos años este tipo de novela se puso muy de moda, y gozó de cierto éxito en su día. Autoras célebres y consagradas como Johanna Lindsey, Victoria Holt o Karen Robards utilizaron esta "herramienta" en sus historias, provocando situaciones en las que el protagonista masculino en cierto momento de la novela forzara a la heroína a compartir su lecho con él (y en alguna ocasiones, la escena contenía hasta cierta violencia por su parte). 
Estos son algunos de los títulos que contienen ese tipo de escenas:

Pasión en la isla (Karen Robards)
Así habla el corazón (Johanna Lindsey)
Un lecho de rosas (Shannon Drake)
El amante diabólico (Victoria Holt)
Atracción (Virginia Henley)



Entendemos por supuesto como "violación" a las relaciones sexuales no consentidas por una de las partes. En varias ocasiones me he preguntado por qué a estas autoras les dio en un momento dado por crear esa clase de conflictos entre los protagonistas. Quizá llevadas por el ansia de poner entre ambos la máxima cantidad de "obstáculos" posibles para su felicidad en común, puesto que, obviamente, cuanto más grave sea la ofensa, más difícil será perdonar, y eso da mucho juego a la hora de crear los "tira y afloja".
Ahora, vosotros, como lectores y escritores, ¿qué pensáis al respecto? ¿Podríais perdonarle semejante cosa a un protagonista masculino? ¿Disfrutaríais con un "happy ending" sabiendo lo que le hizo en su momento a la protagonista? ¿Hasta dónde creéis que podemos llegar con las "canalladas" mutuas que pueden hacerse hasta la reconciliación final en un romance? ¿Deben tener un límite las "maldades" que puedan cometer nuestros héroes y heroínas?


Damas y caballeros, siéntanse libres para opinar.


Abrazos, 


Miranda K.

54 comentarios:

Maria Rodriguez dijo...

Hola Miranda;
Pues a mi personalmente, las escenas de ese tipo (violaciones y vejaciones fuertes en general) no megustan en las novelas romanticas. Hay un libro del cual no recuerdo el titulo, que empieza con un secuestro y una violacion, el cual no pase de las primeras paginas precisamente por esas escenas. No recuerdo el titulo... el libro de algo... en fin, el caso es que lo deje porque a mi no me resulta creible que los protas esten destinados a estar juntos y el la trate a ella como una asesina y una... ramera.
Yo creo que ese tipo de situaciones hay que saber manejarlas muy bien, porque hay historias en las que ese recurso funciona porque es parte de la historia del personaje que sea y en otras no pega ni con cola. Particularmente, creo que en una novela romantica en la que predomina el cortejo, una violacion o cualquier situacion de menosprecio fuerte no tiene cabida, sencillamente porque no encaja, en la vida real una mujer que ha sido violada o maltratada de cualquiermanera no se enamora de su violador. Pero vamos, que bien manejados esos recursos, en ciertas historias pueden funcionar.

Saludos.

Claudia dijo...

Es un tema muy espinoso!!, no leí ninguno de los libros que pusiste para dar ejemplo de esas escenas.

Si tengo que recordar alguna escena así, me viene una o dos a la cabeza, pero yo no lo tomé como una violación en toda regla, es difícil de explicar, pero si la escena empieza siendo forzada pero como dices en tu post, luego la autora te hace entender que ella está disfrutando del momento no me molesta... Ahora bien, si la autora te pone en situación y te demuestra con todas sus palabras que ella no quiere, no... no lo pedonaría.

Hace poco leí El sabor del escándolo, y no es el protagonista masculino es que comete la violación pero si otros personajes al la protagonista y a la verdad que fue una escena muy dura de leer.

Para mí siempre depende de cómo nos muestre la autora es situación, como dije antes, si comienza con que ella no quiere pero luego te va narrando que ella está disfrutando o que siente sentimientos contradictorios la acepto. Pero sin lugar a dudas no lo perdonaría cuando ella no quiere.

Me enrollé mucho y creo que me expliqué muy mal jajajaja

Muy buena entrada!!

Besos
Claudia - Libros de Romántica

Olivia Ardey dijo...

Ese fue el motivo por el que dejé de leer a la Lindsay de manera fulminante. Y entiendo que es de las pocas novelas que se ajustan al contexto histórico (no recuerdo el título), era de vikingos y tantas fueron las violaciones y los golpes que recibían ellas que... Me niego a leer este tipo de vejaciones, lo siento. Para eso está la licencia, se trata de narrativa amable y de ficción, prefiero que la novela romántica no sea fidedigna en cuanto al trato a la mujer en otras épocas.
Y en contemporánea ya me parece inadmisible absolutamente, no os cuento mi indignación cada vez que leía epodios de lo asustada y nerviosa que estaba Anastasia ante los previsibles arrebatos de Christian. Con uno de la trilogía ya tuve bastante... Creo que no deberían ni pasar el filtro editorial, del mismo modo que no se tolera un anuncio publicitario con actitudes que muestren maltrato fisico o psicológico, tampoco deberían publicarse novelas que los incluyan.
Es mi opinión y no va a ninguna parte, claro.

naitora/nairy dijo...

Miranda.. en lo personal voy en contra de ese tipo de escritos,no los disfruto, no es posible para mi disculpar un acto de este tipo, y mucho menos amar a la persona que me ha dañado de esa magnitud, de echo no entiendo ese tipo de final feliz.
Gran entrada¡¡

Ava Campbell dijo...

Pues desde luego me disgustan, y es muy posible que me haga dejar la novela. Pero con matices, pues a veces hay excepciones. Por ejemplo, ahora estoy leyendo Shadowheart, de Laura Kinsale, y la primera vez que se acuestan es contra la voluntad de ella... en nuestra perspectiva moderna. Sin embargo, el libro es muy fiel históricamente, y lo que es evidente es que durante tiempo las mujeres han tenido unas obligaciones como esposas a las que no había posibilidad de negarse. ¿Lo consideraban violación? En ese contesto, evidentemente no. Y si la protagonista reacciona sin traumas a esa acción, es posible que no me arruine el libro. De hecho, Shadowheart me tiene fascinada... ySupongo que esa es la grandeza de algunos escritores.

UnSur ConMuchoNorte dijo...

Hola Miranda.

Interesante tema, sobre el cual soy bastante inflexible. Romántico y violación no son nunca sinónimos. Cualquier autor que confunda ambos términos lo ficho para no volver a él. Caso, como comenta Ardey más arriba sobre la sin par Lindsay, de, por ejemplo, "La novia cautiva".

Y, totalmente de acuerdo con ella sobre poner de moda lo romántico con las imposiciones y indignidades que traga la protagonista en las cacareadas sombras y sucedáneos sugidos a su "sombra".

Si una mujer digiere una violación hacia un aspecto romántico de la relación, apaguemos el siglo XXI y cualquier cota de poder femenino o similar. Volvemos a ponernos cavernarias.

Sorry, pero creo que es un tema muy vejatorio y especialmente delicado, que nunca parece sentenciado adecuadamente.

Pero, por favor, que no se entienda que no hay que escribir sobre violaciones. Sólo que no confundamos a estas alturas sobre la imposición masculina en las relaciones con juegos sexuales consentidos.

Un saludo

JOSÉ DE LA ROSA dijo...

Pienso que cualquier apología de la violación, el maltrato o el machismo, debe quedar fuera de la novela romántica. Apuesto por una novela donde los personajes se desarrollen en igualdad.
Magnífica entrada. Enhorabuena.

Marisa Sicilia dijo...

La primera novela romántica que leí a los dieciséis años fue El amante diabólico de Victoria Holt... y flipé en colores. Es realmente una violación, si bien Victoria lo atempera porque la protagonista está medio sedada y sabe jugar muy bien con esa situación de quiero y no quiero.

Una violación siempre es algo atroz, pero reconozcamos que en el campo puro y duro de la fantasía hay un margen para un tipo de violación íntimamente deseada con el que es posible jugar. A mí El amante diabólico me fascinó, también era muy joven, quizá si lo hubiese leído hoy en día lo habría visto de otra manera.

Al final creo que es una cuestión de enfoque. Como muy dices, esa escena de Lo que el viento se llevó es de mis favoritas desde siempre, y no podemos negar que incluye cierta fuerza. En cambio también me ponía muy nerviosa y apenas toleraba el temor de Anastasia.

Un tema complicado y eso me gusta, buena entrada, Miranda!!!

Miranda Kellaway dijo...

Gracias por pasaros a opinar.
Coincido con tu opinión, Ava. En ese contexto, ese tipo de escenas son salvables. Yo lo que no perdonaría jamás sería una violación y encima con violencia incluida en toda regla, como en el caso de Pasión en la isla. Que la esposa o la mujer se entregue al varón contra su voluntad atendiendo a un "supuesto" deber, es un recurso histórico totalmente válido, siempre y cuando esa unión luego no arruine a la pobre mujer y llegue a enamorarse de él.
Eso sí, si él la humilla o golpea... ¡al patíbulo!

Pienso que usar esta herramienta en la novela romántica es un arma de doble filo. Te puede salir bien o puedes pifiarla. Todo dependerá de la destreza del escritor. Yo por mi parte no pienso meter jamás este tipo de degradaciones en mis libros por parte de los protagonistas masculinos. Como dijo Olivia, es un género amable, y aunque escribamos historias duras, creo que deberíamos dejar que los violadores sean los malos.

Isabel Keats dijo...

Yo leí El amante Diabólico de Victoria Holt. El libro en sí está muy bien, pero la escena de la violación me chocó muchísimo y nunca pude perdonar del todo al protagonista a pesar que en el resto de la historia hace mucho por expiar su culpa. Muy bueno el debate y la entrada, Miranda!!

Camila Winter dijo...

Hola Miranda, habría que distinguir entre maltrato, golpes y eso sí que no toleraría en ningún libro y escenas de seducción salvaje, forzada, cuasi violación, yo leí el amante diabólico y fue un libro fuerte además yo lo leí a los 15 era muy joven y sólo había leído novelas rosas. Te diré que entonces me chocó bastante, pero luego que crecí entendí que la literatura romántica cambiaba, que los héroes perfectos y galantes aburrían a las lectoras y a las escritoras también.
Yo tengo una novela llamada En la cama con el diablo, en la cual una lectora se ha indignado al leerla porque dice que empieza con rapto y violación, no es así, creo que quien lee harlequines no debe leer erótica porque puede sentirse chocado con las escenas. De todas formas ha tenido buena acogida y el tema es la venganza, la tensión sexual al extremo, pero no hay golpes, ni sometimiento total. en fin depende como dijo Claudia cómo esté contada la historia. Una cosa es una seducción y otra la violación cruda como forma de aumentar la tensión y demás, todo debe ser justificado y si hablamos de romántica, hay para todos los gustos.
Lo que sí me molesta es la hipocresía de quienes criticaron mi novela y sí justifican el bsdm simplemente porque hay un sometido y un dominante, cuando en realidad hay un torturador y un torturado pero este género encanta en España y no lo puedo entender. Si haces un discurso de feminismo sobre el maltrato a las mujeres y demás que es muy válido y lo apoyo, entonces no pretendas validar esas prácticas repugnantes de sado masoquismo. Pero el ser humano es contradictorio por naturaleza, en fin es mi opinión. Saludos Miranda.

Miranda Kellaway dijo...

También leí El amante diabólico, chicas, y no me disgustó del todo porque Victoria ahí, como dice Marisa, juega con el "quiero y no quiero". Por lo que yo entendí de la novela, ella desde el comienzo se siente atraída por él, pero se niega a dejarse arrastrar por esa atracción. Lo que pasa es que es complicado pillarlo, porque está narrado en primera persona y si la misma protagonista está confundida respecto a sus sentimientos, más difícil aún le es al lector saber qué está pasando realmente por su cabeza, ya que no hay un narrador externo que relate de manera objetiva.
Diría que es la única novela salvable de las arriba mencionadas.

Camila, para mí ese tal Christian del que todas hablan es un antihéroe. No me gusta. No me atrae. Y no pienso ver la peli ni leer la trilogía!!

Abrazos.

Estefanía Álvarez dijo...

No me gusta NADA! ojo si la violación ocurrió antes o durante el libro pero no es por parte del protagonista puedo tolerarla como parte del argumento, pero por parte de protagonista? pero como se va a enamorar de semejante cerdo! no puedo con ello, hasta el momento no recuerdo haber leído ninguno así y me alegro mucho y si lo he leído lo he olvidado totalmente, ojo luego he leído algún libro en el que ha sucedido algo parecido pero dentro de otro contexto, no recuerdo ahora el titulo pero básicamente a el el engañan para acostarse con una chica en concreto del burdel y ella esta drogada y parece que esta receptiva, obviamente no era el caso y bueno no voy a contar todo el libro pero en este caso aunque ella no quería y eso estaba claro pero él no lo sabia por parte de ella es una violación pero por parte de el en el momento no lo era! así que no lo consideré como tal, es raro porque técnicamente si lo sería pero bueno nose... supongo que depende de la persona que lo lea, de todos modos espero no encontrarme con uno de los libros que citas jeje

Lorena Luna dijo...

Yo creo que es un tema espinoso, y desde luego hay matices, está claro que es un acto repulsivo, pero es cierto que en algunos caso y géneros, según como transcurre la escena y sobre todo como es el personaje hay diferencias.

Besos :*

madredeluz dijo...

Quiero dejar mi humilde opinión, como lectora. A mí, sinceramente, no me gustan eses tipos de narraciones. Hay escenas que se hacen indispensables dependiendo de la historia, por supuesto, pero el escritor o la escritora debe tratar el asunto con "guantes" para no chocar al lector. Yo no creo en un final feliz entre una pareja que la protagonista sufre ese tipo de violencia, sea física o psicológica. Una cosa muy importante: uno puede perdonar un acto así, pero jamás se olvidará y esto debe ser un sentimiento real hasta en una historia ficticia. Un final feliz entre una pareja que ha tenido ese tipo de problema, es más que ficción, es una verdadera y humillante aberración. Creo que tenemos lo suficiente en los telediarios. Gracias. Un abrazo.

Maribel dijo...

Una novela con una violación: La llama y la flor y aunque en la sinopsis habla de un intento, no lo es tanto si ella se queda embarazada. Es un tema difícil de llevar y desde luego levanta ampollas porque se puede caer en lo sórdido o lo insultante como restar importancia a una experiencia traumática. No me hace gracia cuando en una novela se justifica un arrebato de pasión por parte del prota que acaba en una relación no consentida. Ni siquiera cuando ella no quiere y él se impone. Me da igual que ella al final ceda, no deja de ser una imposición, un abuso a la parte más débil. Este tipo de escena da una imagen peligrosa que se puede traducir de una manera irritante y es que cuando una mujer dice no, piensa sí. En cuanto a la novela que he mencionado, el prota está ebrio y cree que ella es una prostituta. ¿Es justificación suficiente? No, aunque con matices, no por la supuesta condición de prostituta de ella, sino por la borrachera del hombre, aunque con reservas, pero la autora supo llevar el asunto con acierto porque hay autentico rechazo por parte de ella y él tiene que sufrir las consecuencias, pasando por un tortuoso calvario de culpabilidad y arrepentimiento aunque su orgullo le impida admitirlo. La relación pasa por innumerables etapas que me parecieron coherentes. Es la única novela que he leído hasta el final que toque este tema, lo admito, en otros casos, he abandonado la lectura.
No creo que yo me atreviera a meterme en ese jardín tortuoso: demasiado complicado, demasiado arriesgado y desde luego por temor a herir sentimientos. En nombre del amor no hay que caer en el todo vale y todo se perdona. Reconozco que soy bastante intransigente y muy puntillosa en este caso.

Un debate muy interesante.

Un beso.

Miranda Kellaway dijo...

Yo tapoco me metería, Maribel, me parece demasiado peligroso. Y es muy cierto lo que dices, esas escenas pueden llegar a hacer pensar a la gente que, cuando una mujer dice no, piensa sí.
Hay novelas que hay que cogerlas con pinzas. Es muy delicado. Lo narrado en lo que El viento se llevó me pareció fantástico porque Margaret supo llevarlo muy bien (de hecho a la mañana siguiente, cuando Scarlett despierta, se siente, como ella misma dice, "nerviosa como una novia"). Claramente vemos que ahí no se trata de una mujer violada.

Ana Iturgaiz dijo...

Para mí es inadmisible que el protagonista de una novela romántica usara cualquier tipo de violencia, dejaría de ser el "héroe" en ese mismo instante para convertirse en el villano.

Mary Heathcliff dijo...

Mmmmm
Muy difícil tema. Bastante difícil.
Y no lo digo tanto por el tratamiento de las escenas, ni por la violación en sí, sino por las malas interpretaciones que manejan las lectoras. Sí, la cuestión no es de las autoras porque si ponen esas escenas es porque muy seguramente las requieren para algo dentro de la novela (como dijo alguien antes). Una verdadera escritora no deja cosas al azar ni pone escenas innecesarias.
La cuestió es que hay lectoras que ven un poco de seducción "forzada" (el "quiero y no quiero" del que hablaban) y dices que el prota es un cerdo que la viola. Pero también leen escenas donde el prota las amarra, las denigra física y moralmente, humilla sus cuerpos y sus almas, las maltrata piscológicamente y les parece que el prota es un semidios, un hombre que se hace sentir, que la persigue (ojo, no es que la hostigue, sino que la persigue) y esto lo justifcan bajo la estúpida consigna de "es que la mujer lo permite" como el caso de la saga de Gray que me parece desde todo punto de vista un insulto a la novela romántica.
El asunto es que muchas veces las lectoras no saben leer entre líneas, no saben intepretar un gesto de seducción donde hay una lucha previa, y mucho menos saben intepretar las negras intenciones de un hombre que manipula psicológicamente a una mujer al punto de hacerle creer que quiere el maltrato para que ella misma lo permita y todo pase como "un juego de seducción" en vez de ser la violación que realmente es (tristemente esto pasa hasta en la vida real).
Y bueno, quiero pensar que en realidad es lo que digo, un problema de interpretación y no un problema de doble moral... no me gusta pensar mal de la gente.
Un abrazo.

Ana R. Vivo dijo...

Para mí, el solo hecho de que el protagonista masculino use la violencia contra la protagonista, deja de tener el encanto al que estoy acostumbrada y que tanto nos atrae en la novela romántica. Puede ser un hombre más o menos oscuro, con un pasado más o menos honorable, pero estoy en contra de cualquier actitud humillante que no sea consentida.

J. Williams dijo...

Se sabe que un post es bueno cuando ves comentarios extensos. Yo mie limito a una frase.

"Una violación en una novela romántica es cómo un vómito en un libro de recetas" ร๏ภςгเt๏гєร

Marianchu HT dijo...

Hola!
Gracias x la oportunidad de dejar mi opinión.

La violación es un delito. No hay grados ni matices que la justifiquen. Es una violencia de tipo sexual que se produce cuando una persona tiene acceso sexual hacia otra, mediante el empleo de violencias físicas y/o psicológicas, o mediante el uso de mecanismos que anulen el consentimiento del agredido.

Es un acto deplorable, denigrante y humillante, con unas secuelas terribles tanto fisicas como emocionales para la persona agredida, que se prolongan en mayor o menor medida a lo largo de toda su vida.

Partiendo de ahí, me surgen varias preguntas:
de verdad es necesario poner a un violador y/o maltratador como el bueno y no como el villano?
vale cualquier recurso con tal de generar polémica y vender más?

Para mí, no hay contexto que justifique que un violador acabe teniendo un final feliz con la persona agredida. Mucho menos aun siendo un héroe.
No me gusta en la novela histórica, prefiero que los autores hagan uso de la licencia, pero me resulta inconcebible en una novela contemporánea.
Pienso que la vida real nos muestra un montón de héroes a diario -aunq no les hagamos caso- para tomar como ejemplo.Y que la novela romántica y/o erótica no necesita de estos argumentos tan denigrantes.
Estoy de acuerdo con las palabras de Olivia Ardey pero sobre todo quiero destacar el mensaje de José de la Rosa el cual comparto al 100%:

Cualquier apología de la violación, el maltrato o el machismo, debe quedar fuera de la novela romántica. Apuesto por una novela donde los personajes se desarrollen en igualdad.

Valiente entrada Miranda, y alabo tu decisión de no mostrar en tus novelas este tipo de "personajes".
Una vez más muchas gracias x la oportunidad de dejar mi opinión.
Besos.

Niusa dijo...

Saludos Miranda!
Es complicado, me gusta leer escenas en las que se fuerza un pelin la situación, pero eso no es una violación, por supuesto. Lo que si me incomoda leer en una novela romántica, son escenas de violencia física y vejaciones. Me cuesta entender como se puede llegar a un final feliz por ese camino.
Una entrada genial y unos comentarios la mar de interesantes!
Bicos!

Alan D. D. dijo...

Ohh, bueno yo personalmente opino que mientras más sufran, lloren y griten los personajes, más feliz será su "Happy ever after".
Yo como escritor aplico eso: Me encanta (Soy un poco sádico jajajaja) que mis personajes le coqueteen a la muerte y que se sientan como basura, así sé que cuando llegue su momento de ser felices lo serán más que nunca.
Las historias donde los protagonistas simplemente se preocupan por hacer coincidir sus horarios en clases para escribirse notas de amor en ellas... Me dan ganas de quemar el libro o borrarlo de mi computador xD

Aurora dijo...

Bueno... Una novela que me incomodó, y en la que verdaderamente al protagonista habría que acogotarlo vivo es El libro de Ardan, de la misma autora de El libro de Jade que comentó al primera lectora. La cosa no tiene desperdicio... Si bien al principio era un compañero dulce y afectuoso, al dejarlo ella se ciega de tal manera que no comportamiento posterior es inadmisible: Ella es humillada y vejadacontinuamente en público sin que casi ningún varón mueva un dedo y parece que giran la cabeza para no enterarse, finalmente es violada sin que el protagonista masculino tenga el menor remordimiento. Un encanto de hombre. Y lo peor de todo es que hay lectoras que lo consideran un "heroe" muy romántico. Por el amor de Dios, hasta donde han llegado algunas, lo anterior a cavernicolas, por no decir otras cosas.
En el libro de Jade, el mismo del rapto y violación, el comportamiento del protagonista, a pesar de lo censurable, es muy distinto. Se produce la violación, y el arrepentimiento posterior con un intentar arreglar las cosas. Lo más triste del caso es que el comportamiento de ella tampoco es el de una mujer violada. En el caso del libro de Ardan, él se regodea, y el comportamiento de ella se asemeja al de una mujer maltratada.
No entiendo que se llegue a esos extremos entre una pareja protagonista. Humillación, vejación, violación para mí implican que esa persona desprecia y odia a la otra. Eso no es fundamento válido para una história romántica. Sí he leído libros en los que los protagonistas (tanto ellos como ellas) son violados por terceras personas, y es una historia de superación para intentar una relación más normal con la persona elegida.

Marielah Villeri dijo...

Guau! Qué tema. En lo personal, comprendo a las personas que no desean tener nada que ver con esto en sus escritos. Lo triste de la situación es que es una realidad. Ocurre a nuestro alrededor todo el tiempo. Lo he utilizado en mos novelas como parte, y bien dijo alguien por aquí, me parece que Isabel, de una expiación futura. Quiero decir, lo he usado más como una lucha de poderes que como una violación propiamente dicha. Creo que no existe un verdadero control por parte de las editoriales en cuanto a los libros que contienen esos temas y ahí estoy en total desacuerdo, porque me,he topado con lectoras menores de edad que han leído las 50 Sombras y que se están formando una opinión totalmente errónea de lo que debe ser hacer el amor... Es responsabilidad de nosotros como autores escribir una cuota fe advertencia di nuestros libros contienen sexualidad explicita y violencia. Ya me salí un poco del tema pero bueno... Muy interesante discusión. Besos.

-Bess- dijo...

Hola Miranda.
Espinoso tema sí señora y muy valiente por tu parte el haberlo sacado. Lástima que la gente que de verdad debería leerlo no se pase por artículos como este.
Precisamente fue un tema que traté muchas veces con una amiga (que por suerte opina como yo) y coincidimos en que la violación POR SUPUESTO no es un signo de amor. No es romántico. No merece el perdón ni es justificable. Veja a la persona, le arrebata su dignidad, y le machaca hasta el alma. No es algo que deba tomarse a la ligera como hacen estas escritoras. Se nota que nunca tuvieron a nadie en su entorno con un problema así o de maltratos (gracias a Dios yo tampoco pero al parecer soy más empática que ellas).

Con esto no quiero decir que en situaciones una alusión a una violación no tenga sentido, tal vez en el pasado de un personaje, para entender que es retraída, no se fía de los hombres, tiene baja autoestima y etc. Pero no al azar "pues porque sí", ni mucho menos con su pareja romántica, por supuesto. Entre la pareja debería haber obstáculos, nada es tan sencillo en esta vida, ¡pero no ESO! Es una abominación. Si te maltrata no te ama. Si te viola, es maltrato.

Lo de las lectoras (y sobremanera adolescentes) de la saga Gray es lo que entienden. Que le domine en todos los sentidos, le haga sentir insegura, le "eduque", y todo lo demás, significa que está enamorado de ella... ¿Hola? Y ya no hablemos de lo mal escrito que está. (De hecho a la gente que conozco que le gustó era gente que nunca en su vida había abierto un libro si no era por obligación).

Por cierto, otro libro que NO recomiendo que trata la violación como un pasatiempo es el Libro de Jade. Juraría que es del mismo que habla María R. del primer comentario. No es amor a la primera mirada, sino violación al primer vistazo.
Y por supuesto, son pareja destinada.
Así que le perdona.
¡Qué romántico!
....
Dios.
Lo "mejor" es cuando lo justifica (no, bueno, en realidad lo mejor es que tenga frases sacadas de dialectos sudamericanos siendo catalana o de donde sea la chavala; o expresiones idiomáticas mal escritas que todo el que sepa escribir sabe que están... ¡mal escritas! Me parece que viene siendo como si yo pusiese en mis textos "prubina/probe" o "home" porque en mi pueblo se habla así.)

Huy, que echo mucha bilis y me desvío del tema xD mejor parar.

Y con esto me despido. Me encantaron todos los comentarios ^^

Patricia Sutherland dijo...

¡Menudo debate interesantísimo tienes montado aquí, Miranda... y qué tema más difícil!
Bueno, aquí va mi contribución a la "causa". Son escenas que ni escribo ni leo, pero la cuestión de si deberían permitirse o no, de los límites... me parece un terreno muy resbaladizo. El autor debe poder decidir el contexto de su historia y escoger los recursos que considere más idóneos. Antes de limitar esa libertad, me inclino más por que el editor incluya una advertencia al respecto en el libro y permitir así que sea el lector quién decida si lo toma o lo deja.

D.W. Nichols dijo...

Es un tema espinoso, pero como todo en este mundo no se puede ser radical literariamente hablando. Depende de las circunstancias y el contexto. Días atrás terminé de leer una novela (no recuerdo el título, sorry) en que el protagonista entra en un saloon (estaba ambientada en el lejano oeste) buscando una puta, y la madam lo envía a una habitación donde hay una chica que ha sido raptada y drogada (es la protagonista). Ël no conoce estas circunstancias, y hace con ella lo que había ido a hacer. Técnicamente es una violación, pero él no es culpable, y cuando se entera de lo ocurrido se siente culpable y hace todo lo posible por resarcirla. Ella, al estar drogada, no recuerda exactamente lo que había pasado por lo que no le supone un trauma.
En este caso no me molestó lo más mínimo. Diferente hubiera sido que el protagonista sí hubiera conocido las circunstancias y a pesar de ello, hubiera seguido adelante. En ese caso hubiera cerrado el libro en aquel momento y hubiese terminado mi lectura.
También depende del contexto histórico: nosotras no tenemos nada que ver con, por ejemplo, nuestras bisabuelas, cuando una mujer estaba condicionada por una serie de normas morales que las condicionaban y muchas veces se veían obligadas a decir que no cuando querían decir sí, porque era lo que se esperaba de ellas. Es por eso que en las históricas, cuando el protagonista la "asalta" de improviso (¡ay, los invernaderos de la regencia, cuantos encuentros de este tipo han visto!) y a pesar de que ella dice no una y otra vez, el insiste e insiste hasta que ella acaba diciendo si.
Es por eso que digo que no se puede generalizar, si no que hay que hablar de cada caso determinado y analizarlo.

Aurora dijo...

Lo del control por parte del editor (o editorial), es un tema muy peliagudo. Podríamos encontrarnos un maravilloso debate sobre la censura, libertad de opinión o de escritura, y son unos límites muy complicados de establecer. No soy partidaria de la censura. Y me da la sensación que la clasificación de las novelas muchas veces no es la adecuada. Hay novelas catalogadas como románticas que son más explícitas que una novela catalogada como erótica. Y novelas catalogadas con el genero de romántica cuando son más de aventuras históricas. Pero estoy desbarrando.
Pienso que quien debería ejercer "el control" no es la editorial, sino el lector. Me explico: El lector es el que paga, el que decide si el libro es un éxito o no con el número de unidades vendidas. El que debería tener dos dedos de frente para saber analizar la situación, ponerse en la piel del personaje, sentirlo. Y saber que detras de una violación NO hay amor. Que menores de edad hayan leído literatura erótica o romántica más explícita... Bueno, no negaré que las niñas de hoy en día parece que nacen aprendidas, pero también es cuestión de los padres explicarle las cosas, enseñarles a diferenciar la realidad de la ficción, dialogar con ellas... la educación sexual no es algo solo del colegio o de una asociación. También los padres o familiares tendrían que mojarse.
Tal vez haya autores que abusan de las escenas de sexo sin justificación. Un aqui te pillo y aqui te mato sin venir a cuento. Y viceversa, una mojigatería espantosa. Todo está bien en su justa medida, y el sexo está bien en un "ambiente" natural sin forzar las situaciones (que algunas son más que cantosas). Pero convertir a un villano en el heroe y que encima las lectoras babeen, es que no lo entiendo.

Nyra dijo...

Bueno, la verdad he leido pocas o mejor dicho, continuado pocas novelas con estas caracteristicas, mas que nada porque la violencia contra la mujer me duele y afecta. Nada obligado es bueno. Por ejemplo existen sagas que son bien nombradas , tal es el caso de la saga de Lena Valenti "Vanir" si no me equivoco y es una de la comence y al instante la deje porque comienza no solo con un secuestro sino tambien con la violacion. De alli que deje de leerla al instante! Como querer algo asi?

Excelente debate :)

Julia Cangar dijo...

Hola, gran entrada Miranda!

Es un tema muy escabroso, yo pienso que la violación es un acto absolutamente despreciable, que debería ser penado más fuerte de lo que las leyes manejan.
Sin embargo también pienso que " el gusto se rompe en generos " y cuando hablamos de libros de romance, hablamos de ficción.
Leí un libro de Stephanie Laurens que son super románticos y rosas, donde agrego una escena de intento de violación, manejo al personaje tan bien, que termine perdonandolo. O el tan vendido 50, la agresividad que se maneja para unos es maravillosa y para otros es insufrible, depende del lector.
A mi en lo particular no me gusta, porque soy de las que vive lo que lee, pero todos tenemos gustos diferentes. Aun en la vida diaria, hay gente que le gusta ser tratada con cierta rudeza y hay quien simplemente no la tolera. Todo es cuestión de gustos.

Aurora dijo...

D.W. Nichols, ¿podría ser Promesas que unen, de Sarah McCarty? No la he leído, pero me suena que tenía ese argumento.

Miranda Kellaway dijo...

Es muy cierto que las editoriales poco pueden hacer por esto. Al fin y al cabo, esto es un negocio, y si vende, ¿Por qué no aprovecharlo? lo que realmente me preocupa de esto no es tanto que se publique, sino que el mismo público lector convierta estas novelas en best sellers. No sé, no lo entiendo. Y mira si hay historias para contar. El morbo es el morbo, pero si nosotras nos pusiéramos un momento en las carnes de la protagonista, entonces ya la cosa no nos gustaría tanto.

Estefanía Álvarez dijo...

D.W. Nichols ese es el libro al que me refería en mi anterior respuesta!
me parece que como dice Aurora es el de sarah mcCarty

Maria Rodriguez dijo...

¡si que es un gran debate! Me encanta :-)
En efecto, es el libro de jade al que me referia. Gracias a quienes me han recordado el titulo, no lo recordaba.
Como dije no lo pude leer, desde el principio el tio me parecio un capullo, por no decir otra cosa mas gorda. Y es que, si solo se hubiera quedado en un secuestro, quiza tuviera algo de perdon, por la violacion no pase, y me da igual que luego el protagonista se arrepienta. Para mi una novela romantica se basa en el romanticismo, aunque los personajes se lleven a matar desde el principio, y desde luego violacion o maltrato de cualquier tipo no me resueltan muy romanticos, la verdad.
Siempre hay matices, claro, como dije en mi anterior comentario, y no estoy en contra de que se utilice ese recurso, por que puede ser parte del personaje o puede ser algo que le sucede en el transcurso de la novela y que condicione su comportamiento o el devenir de la trama. Lo que no soporto es un protagonista violador o maltratador en cualquier sentido. No concibo que una persona se pueda enamorar de otra habiendole causado un daño de semejante calibre en la realidad y se supone que las novelas, aunque sean ficcion, deben resultar lo mas realistas posibles.
Para no enrrollarme mas, no estoy en contra de ese recurso siempre y cuando se sepa utilizar muy bien, pues es un tema muy delicado al que hay que tener mucho respeto y el cual puede herir muchas sensibilidades.

Saludos a todos.

P. D.: perdon por las faltas ortograficas, aun no he pillado el truco al teclado de la tablet ;-)

D.W. Nichols dijo...

Aurora, Estefanía, es el siguiente, lo he buscado en san google jejejejej "Promesas que cautivan", el segundo de la serie Promesas de Sarah McCarty.

Aurora dijo...

;) Muchas gracias por la aclaración :D.

Estaba acordándome de los libros que he leído en los que el protagonista viola a su pareja, y aparte de los dos de la saga vanir (El libro de Jade, en el que no solo él la viola a ella, y como ya comenté el comportamiento de ella no es el de una mujer violada, sino una mujer con su orgullo herido; sino que además, el padre de ella también viola a su madre la primera vez... y el de Ardan, que ya es de juzgado de guardia) y solo recuerdo uno de Mary Jo Putney (El precio de la novia) ya que la cosa es un pelín más rebuscada: Para salvar a la chica (que ha sido vendida como esclava y violada reiteradamente) el protagonista es obligado a mantener relaciones sexuales con ella con público. Muy consensiado no es el asunto, ya que ninguno de los dos lo haría en circunstancias normales, y de hecho él se considera un violador. Ella accede porque no le queda otra, y él para salvarlos a ambos.

Lydia Leyte dijo...

La violación ni en la novela romántica ni fuera de ella. De ninguna manera se puede consentir el ultraje a otro (hombre a mujer /mujer a hombre). Las relaciones sexuales deben ser consentidas por ambas partes. Y los autores tener recursos suficientes para promover la tensión sexual entre sus protagonistas sin llegar a la dominación, a la violencia, del otro. Cuando ha caído en mis manos, una novela con escenas de ese tipo las he rechazado de inmediato. Me duelen en el alma. Me hieren. Y sobre todo, no consiento que después de un acto tan cruel, el violador sea perdonado, y posteriormente amado. La hombría se conoce en el respeto hacia el otro.

Yolanda Quiralte dijo...

No me gustan las novelas donde hay violaciones o donde el hombre usa la fuerza. Me parecen vulgares y horribles. Tampoco me gustan aquellas en las que el hombre veja a la mujer de cualquier forma, por eso no comprendo el éxito de Grey. No entiendo que a las mujeres pueda gustarles un hombre misógino.
Besitos a tod@s

Vanedis dijo...

La que has liado con este debate, Miranda, jajaja !! Y es que el tema da para hablar largo y tendido. Yo jamás podría enamorarme de una novela y de un protagonista en la que existe una violación y golpes de por medio. La obra que recuerdo que más se aproxima fue una de Nicole Jordan, "Deseo y engaño" en la que la protagonista debe acostarse con el protanista masculino para "pagarse" un pasaje en barco, y esto ya me pareció entrar con mal pie en la historia, fíjate, y eso que ella (virgen) accedía por voluntad propia. Por contra, cierto es que me gustan las escenas en las que ella se niega en rotundo y él debe forzar un poco la situación para que ella acabe rindiéndose, considero que estas situaciones tienen un "morbo" que las hace deliciosas pero, insisto, siempre que se consume el acto con el consentimiento de los dos. Gran entrada, Miranda !!

soltria dijo...

Señoras y caballeros, estamos hablando de libros, no de la vida real en un libro puede pasar de todo Yo puedo volar, puedo ser fea, guapa, delgada, gorda, buena, mala,en fin son libros al que no les guste que no los lea, no entiendo este debate.

Miranda Kellaway dijo...

Las buenas acciones están reservadas para los protagonistas, y las malas, para los antagonistas, Soltria. Es así cómo los autores diferenciamos entre "los buenos" y "los malos". Aquí no se ha discutido que no pasen cosas como esa en los libros, sino que esas atrocidades las cometan LOS PROTAGONISTAS. Imagínate que un libro es protagonizado por un "héroe" que abusa de niños. ¿A tí te parecería normal? Sí ,los libros son ficción, pero reflejan la VIDA REAL.
Saludos.

Marianchu HT dijo...

Se dice...se comenta por la red, que hay cierta autora q ha escrito un libro en el que las violaciones, vejaciones y maltrato están a la orden y las justifica..... bueno, es que él al final se enamora mucho....ya se sabe, la maté xq era mía....
parece ser q la están moliendo a comentarios negativos... y parece ser q se pasea por cuanto blog encuentra hablando de este tema con un argumento recurrente: "es ficción, si no les gusta no lo lean"...a lo que yo le contesto que si no sabe encajar críticas negativas que no publique.
Es increíble hasta dónde llegan a algunos por dinero. Ojalá no saquen un céntimo ni ella ni quien los respalda.

krishna karamakov dijo...

Creo que te refieres al libro de jade, y a mi tampoco me gusto, es de lo peor que he leido , odie al protagonista por ser un idiota a ella por ser tan tonta y perdonarlo e incluso odie a la escritora.

Aurora dijo...

Mucho peor que el libro de jade es el libro de ardan.

Gama dijo...

El tema es bastante sórdido y por su puesto en una novela moderna romántica es inconcebible. Pero si llamamos a una novela romántica y también histórica,sabemos de verdad que en aquellos tiempos la mujer era menos que un cero a la izquierda. si por ejemplo quedaba viuda y con propiedades el primer "noble" entre comillas la cazaba a la fuerza y tenia que consumar el matrimonio, así que ser tomada a la fuerza (violada) era inevitable igual una heredera que era vendida por el rey cuando quedaba huérfana. Las escritoras pienso yo tratan de sacar lo mejor de una cruda y cruel verdad. yo no leeo novelas que empiezan con violaciones del protagonista por que nunca logro perdonarlo y jamas llego a saber lo bueno que puede llegar ha ser.

Alex River dijo...

Hola gente, me compré hoy un libro de Rosemary Rogers, amargas mentiras. La portada se veía buenísima, pero al comenzar al leer, la prota es violada y luego obligada a casarse con su agresor, quién la toma varias vaces a la fuerza, luego es atacada por más hombres y termina enamorada del maldito agresor de su esposo. Detesto la violación en el género romántico. Otra novela que no pude leer fue noches de fuego de catherine coulter... Entre otras novelas. Entonces me veo en un dilema, ¿que hago con el libro? la historia si no fuera por tanto maltrato fuera buena, pero que una mujer piense sea cual sea la épica histórica que se ganó unos golpes o una violación... no tiene precio.

Variel dijo...

Un tema que da para mucho. Pero debemos recordar que estamos analizando con mentalidad del siglo 21 (gracias a Dios) y no se si las autoras utlizaran ese recurso por moda. Mas bien creo que al ser novelas románticas de corte en cierto modo histórico, únicamente tratan de plasmar lo que era moneda corriente en esa época en donde se sucedian las violaciones y las nujeres eran obligadas a casarse con el violador, ignoro si ellas terminaban enamorándose de ellos. Mas bien creo que las autoras toman sucesos que sucedian comunmente en esas épocas y les añaden el recurso del romanticismo. Felicidades por tu blog.

Variel dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Si bien nosoteas observamos y sabemos que esta mal, en aquella epoca era común, aunque sabemis que aun un hay lugares en los que sigue,lamentablemebte, sucediendo.

Unknown dijo...

Hola: Hace un tiempo me llamo la atencion un libro sobre este tema, me gustaria si alguien sabe me ayude con el nombre y algun comentario. Recuerdo que en el aegumento decia algo como: Hola, soy.... y sere violada ( narraba las actividades normales de esta chica sin imaginarse que terminaria su dia con una violacion) este libro tiene la contraparte, que es narrada por el chico y explica como empieza su dia normal y termina siendo un violador. Gracias

Luce Heartfilia dijo...

Hola, este si que es un tema que genera gran debate de diversas opiniones.
Lei el libro La llama y la flor de Kathleen Woodiwiss y sinceramente me escandalizo cuando ocurre la violacion, hasta ese momento nunca habia leido nada parecido. Al adentrarme en lo que es el genero romance- historico ( no digo que todos sean asi eh) me encontre con varias situaciones parecidas (Matrimonios por arreglo y cuando se tiene que verificar si la mujer es virgen) , en las que la autora tiene que manejar bien eso y tambien como lo interprete el lector. Estamos hablando de libros (para las que quieren que se aplique la ley, esta claro en la vida real es un delito)
Coincido con quienes dicen que hay que situarse en el tiempo y el rol de la mujer en esa epoca que era practicamente cero.
Digo, que por que alguien lea un libro asi le va a gustar que le pase eso o a alguien en la vida. Ni que por que alguien lea determinado genero va a actuar de determinada manera. (No juzgar el libro por la portada)
Voy a resumir esto en siemples palabras: Hay gustos para todos.
Hay lectores que les gusta leer libros de todo tipo lebianismo, sadismo, historico, ficcion, suspenso,terror , gays (tienen un nombre pero no me acuerdo) etc.
Somos millones personas con pensamientos y gustos diferentes, tenganlo en cuenta. Para las que se preguntan como es que esas autoras ganan tanto con ese tipo de novelas es facil, por que hay gente que le gusta. Siempre va a haber gente para todo.

Luce Heartfilia dijo...

Acabo de fijarme en los libros que nombraste al principio Miranda y no! Eso tipos de libro ya es otra cosa..

griselda jimenez dijo...

No considero bien esas escenas dependiendo del grado de violencia que describan.leí una muy erótica , para mi gusto empezaba bienLa esclava del placer" en que una joven se casaba obligada por su hermano y sucede que el hombre ya anciano muere antes de consumar...
El hermano captura a un hombre y lo atan a la cama para que Ella tenga relaciones con el.el tipo resulta ser un noble que se venga capturandola y haciéndole pasar por lo mismo que hizo ella a el

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS